La Residencia Santo Domingo, se encuentra ubicada en la zona norte de la isla de Tenerife, en un entorno donde se combina perfectamente el paisaje con el lugar.

Es un complejo residencial con una arquitectura cuyo fin fue conseguir un diseño con estilo típico canario y moderno, de líneas rectas distribuidas en diferentes alturas, desde las que se pueden contemplar las maravillosas vistas desde cualquier ubicación del inmueble. Es uno de los paisajes únicos de la zona norte de la isla donde se puede disfrutar de un clima cálido y templado en cualquier estación del año, así como contemplar la inmensidad del océano. Hacia el noreste se divisan todas las comarcas de Tacoronte, el Sauzal, La Matanza, La Victoria de Acentejo, Santa Úrsula, el verdor del Valle de La Orotava, el Puerto de la Cruz, los Realejos y demás pueblitos del norte rodeados de sus montes y zonas costeras con sus acantilados. Hacia el oeste encontramos Icod de los Vinos, Garachico, Buena Vista del Norte hasta llegar a Punta de Teno y Acantilados de Los Gigantes. Todo este entorno supervisado por el majestuoso pico Teide siempre centinela y arrogante, que sirve de referencia a nuestra ubicación.

Hacia el noroeste tenemos la isla de La Palma, nuestra Isla Bonita, que con sus puestas de sol ofrece un romántico atardecer, digno y admirable de contemplar.

Es una residencia pensada para disfrutar de sus instalaciones, habitaciones dobles o individuales con parquet, cocina con profesionales de la zona, donde podremos degustar las típicas comidas canarias y dietas mediterráneas (todo elaborado en el día), hilo musical, calefacción, Tv (español-alemán), teléfono, baños adaptados en las habitaciones. Además contamos con las instalaciones de un gran hotel: salas de estar, zonas ajardinadas, solárium, sala de rehabilitación y fisioterapia equipada con electro medicina de última generación, dotada de personal médico - sanitario las 24 horas y vehículos adaptados para el transporte.

Es un complejo cuyo objetivo es conseguir un ambiente único y agradable, con calidad de vida para los residentes, proporcionando atención integral, donde se puede estar de forma temporal o permanente, atendidos siempre con esmero y cariño. Para ello disponemos de un personal elegido y cualificado.

Pida información, ¡vale la pena conocerla! No deje a su ser querido, padre, madre o un amigo/a, en cualquier otro centro sin antes conocer nuestra residencia. No se decepcionará, porque en nuestra relación calidad – precio no tenemos competencia. Le atenderemos con mucho gusto.